“Nuestros trenes fueron la punta de lanza de la revolución industrial y son hoy el soporte indispensable de sistemas de transporte cada vez más complejos y exactos”, dijo da presidenta de ALAMYS, Silvia Roldán, en el encuentro de comités técnicos de la entidad

Silvia Roldán

“Las cifras de nuestro ámbito de habla hispano-lusa son impresionantes: millones de personas requieren de una red eficiente de transporte para trabajar, para estudiar, para aprovechar las oportunidades de cultura, compras y ocio que proporcionan nuestras ciudades. El desafío de mover a millones de personas es el mejor impulso para el transporte masivo de viajeros”.

Estas son palabras de Silvia Roldán, presidenta de Metro de Madrid y presidenta de la Asociación Latinoamericana de Metros y Subterráneos (ALAMYS), al participar en Cádiz, España, del 19 a 23 de junio de 2022, del evento nombrado 27º Comités de ALAMYS, con presencia de representantes técnicos de los comités Gestión, Planificación, Operaciones, Mantenimiento y Tranvía.

En el encuentro hubo una sesión en la que se presentarán aspectos de la 36ª Asamblea General y Congreso Anual de ALAMYS, que está previsto que se celebre en São Paulo, Brasil, en noviembre de 2022, coordinada por la Compañía Paulista de Trenes Metropolitanos (CPTM).

“ALAMYS es la casa común de los modos ferroviarios urbanos y suburbanos. Una gran casa común que cubre dos continentes, que alberga a un gran número de países y en la que se hablan dos de los principales idiomas del mundo”, señalo Silvia Roldán.

LOS MODOS FERROVIARIOS

La presidenta de ALAMYS remarcó: “Los modos ferroviarios de hoy no obedecen a la histórica imagen épica del ferrocarril, a medio camino entre el viaje por zonas remotas y el fomento industrial. También es eso, por supuesto, pero el ferrocarril se ha ganado a pulso su posición puntera en el mundo del transporte gracias a su formidable capacidad de adaptación”.

A continuación, subrayo: “Nuestros trenes fueron la punta de lanza de la revolución industrial y son hoy el soporte indispensable de sistemas de transporte cada vez más complejos y exactos”.

Respecto el área de actuación de ALAMYS, que cubre América Latina y Península Ibérica, afirmó: “Los países de habla hispana y lusa llegamos al mundo de los metros a inicios del siglo XX: nuestra punta de lanza fue el Subte de Buenos Aires, que abrió sus puertas en 1913. En este tiempo, nuestros metros han ido aumentando en número y tamaño. La innovación técnica ha hecho posible concebir ferrocarriles para cada necesidad y cada terreno. A principios del siglo XX habría sido impensable concebir un medio masivo tan adecuado para terrenos de perfil complejo como el cable de Medellín, o un sistema de tren tranvía tan adaptado al medio como el Trambahía de Cádiz, que será el sistema puntero de la ciudad más antigua de Europa occidental, así como de su entorno”.

Siguiendo en su explanación, Silvia Roldán destacó: “Si el viejo dicho ‘renovarse o morir’ se cumple, nuestros trenes seguirán siendo la médula espinal de la movilidad urbana durante mucho tiempo más, ya que la innovación es parte inseparable del ferrocarril. La innovación nos permite ofrecer a los usuarios las mejores ventajas del transporte público: la seguridad, la comodidad, la rapidez, un precio asequible, una forma de viajar socialmente beneficiosa que favorece al entorno, un servicio inclusivo en el que todos tenemos cabida y que se planifica y opera tomando como referencia no solo a quienes ya viajan con nosotros, sino a los que tenemos que convencer para que se sumen al esfuerzo por una movilidad sostenible”.

Concluyendo el discurso, adoptó un tono personal, en el que expresó su estado de ánimo: “Es un honor y un privilegio que Metro de Madrid, S.A. forme parte de ALAMYS. Para mí es un lujo presidirla. Amigos y compañeros me tenéis a vuestra entera disposición para seguir trabajando por mejorar este maravilloso sector”.

Vea también

By