En Chile, el programa Mi Taxi Eléctrico

En Chile, más del 36% del consumo de energía es utilizada por el sector de transporte y la mayor parte es importada y contaminante. Ante esta realidad, evalúa el gobierno, la electromovilidad se presenta como una solución con ventajas medioambientales y económicas.

En la segunda quincena de enero de 2021, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y el Ministerio de Energía anunciaron el lanzamiento de un nuevo programa que busca impulsar la electromovilidad en el transporte público, específicamente en el segmento de taxis básicos.

Se trata del programa Mi Taxi Eléctrico, que se destina a ayudar a financiar con hasta 8.000.000 de pesos (USD 10.869,15) el recambio de taxis convencionales por taxis eléctricos, incluyendo la compra e instalación de un cargador domiciliario y el monitoreo del automóvil adquirido por un año.

El Ministerio de Energía señala que actualmente existen importantes barreras para que los taxistas puedan acceder a vehículos eléctricos, principalmente en términos de inversión inicial, conocimiento de la tecnología y gestión de la carga. Y que el programa es para acercar los beneficios de la electromovilidad a los taxistas y también a los usuarios en general.

Según informaciones oficiales, a través de esta iniciativa se espera beneficiar a 50 taxistas de las comunas de la Provincia de Santiago, Puente Alto y San Bernardo.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones sostiene que la prioridad en términos de electromovilidad es el transporte público y fomentar la inclusión de vehículos como taxis y buses. Subraya  que esta y otras iniciativas que fueron impulsadas tienen la capacidad de acelerar la incorporación de una flota más sustentable y con costos operacionales significativamente más bajos. También agrega que los nuevos vehículos tienen mejoras de confort para los usuarios, principalmente por los viajes más suaves y silenciosos.

AHORROS

El  programa es implementado por la Agencia de Sostenibilidad Energética, que además entregará asesoría en las postulaciones de los taxistas. Según este organismo, un taxi que recorre 80.000 kms gasta en torno a $4.000.000 (USD 5.434,81) en gasolina. Si el mismo taxi fuera eléctrico, gastaría en torno a $1.700.000 (USD 2.309,89) en electricidad, es decir 57,5% menos.

Además, un vehículo eléctrico tiene mantenciones más baratas que los vehículos convencionales. Por lo tanto, es muy conveniente económica y medioambientalmente, subraya la Agencia.

Actualmente en Chile hay 1.769 vehículos eléctricos, entre buses, vehículos livianos y camiones. Sin embargo, existen solo 74 taxis y colectivos eléctricos en el país.

BYD, EL PROVEEDOR

En el marco de este programa, se realizó previamente una convocatoria a proveedores de vehículos eléctricos para participar de esta iniciativa, para seleccionar a un solo proveedor de los taxis eléctricos adjudicados, lo que significa, según el  gobierno, un beneficio en el precio por la compra agregada de vehículos.

A este llamado se presentaron tres oferentes de vehículos y resultó seleccionado el proveedor BYD.  A través de este proceso de selección se logró alrededor de un 20% de descuento en el valor de los vehículos con un costo final de venta de menos de $22.000.000 (USD 29.891,07).

El programa prevé la introducción de 50 unidades del modelo BYD 100% eléctrico e5. A BYD aseguró que espera acompañar a los operadores en esta experiencia que, según la empresa, les demostrará que además de ser sustentables, estos vehículos generan grandes ahorros en operación y mantenimiento.

PARA LOS BENEFICIARIOS

Para los beneficiarios del programa Mi Taxi Eléctrico, Banco Estado ofrecerá mediante su Crédito de Electromovilidad una opción de financiamiento para copago con tasa preferencial para la adquisición del vehículo. Los postulantes también podrán libremente optar a otras instituciones financieras

Vea también

By