Tranvía de Cuenca, Ecuador, opera todos los días, de forma gratuita, preparando los ciudadanos para el uso regular del sistema

Hasta finales de julio de 2020, las operaciones del Tranvía de Cuenca, Ecuador continuarán bajo el régimen de formación ciudadana iniciado en 25 de mayo de 2020.

Según da dirección del sistema, esta etapa tiene como objetivo educar a la ciudadanía en el uso y funcionamiento del Tranvía y de los subsistemas que lo integran, a fin de que los ciudadanos se familiaricen con este nuevo medio de transporte.

Durante la etapa de formación ciudadana, ocho unidades brindan servicio de 06:00 a 20:00 con una frecuencia de paso de 10 minutos de lunes a domingo. 

MEDIDAS DE BIOSEGURIDAD

El alcalde de Cuenca, Pedro Palacios Ullauri, destacó que el acceso de la ciudadanía a las unidades tranviarias ocurre bajo “estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad” establecidos para el efecto, y validados por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) del Cantón de Cuenca.

Las medidas de bioseguridad implementadas tanto en las paradas como al interior de las unidades incluyen el uso obligatorio de mascarillas, la dotación de alcohol o gel desinfectante, y la sanitización general de los trenes al término de cada recorrido.

Se suman los mensajes preventivos por audio y pantallas, la señalética para identificar la distribución de los asientos, y los círculos de vida, aspectos que permiten mantener el distanciamiento físico obligatorio.

También se realiza el controle para que la ciudanía respete la capacidad máxima permitida de usuarios en las unidades, que al momento es del 30%.

VANDALISMO

En las dos primeras semanas de operación, Tranvía de Cuenca sufrió vandalismo, incluyendo afecciones a segmentos aislantes de riel APS (sistema de alimentación por suelo) que permite la energización de las unidades tranviarias para su circulación por el Centro Histórico, graffitis al interior de los trenes y en las estaciones, y acumulación de residuos.

La dirección del sistema informa que, de acuerdo a la valoración técnica, el monto por los daños ocasionados al sistema APS bordea los USD 1.500. La dirección subraya que a más de los daños económicos generados a la urbe como dueña del sistema, este tipo de actos pueden poner en riesgo la prestación del servicio de transporte que se brinda a la ciudadanía.

El Tranvía de Cuenca cuenta con un sistema integral de video vigilancia a lo largo de la ruta y al interior de las unidades, mediante el cual se identificó a la persona que realizó los graffitis en las unidades.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 27 de la Ordenanza Que Regula la Operación del Sistema Tranviario del Cantón Cuenca, las infracciones graves se sancionan con el 30% de una remuneración básica unificada, es decir USD 120.

Se tipifican como infracciones graves de los usuarios, el realizar acciones que puedan suponer daños al interior y exterior de los tranvías, su infraestructura, elementos o material necesario para la prestación del servicio, tales como despegar las etiquetas de información, realizar pintadas o ralladuras, manchas, escribir, ensuciar o arrojar desperdicios y demás actos de similar naturaleza.

You may also like

By