Nosotros del área del transporte tenemos el deber de discutir qué hacer en apoyo al sector de la salud. Por Valeska Peres Pinto, arquitecta y urbanista.

Valeska Peres Pinto

En este momento, cuando la crisis del coronavirus está en su pico, creo que la pregunta fundamental es cómo debemos tratar la movilidad urbana y la circulación de bienes. Estas dos áreas son verdaderamente cruciales para la situación actual, ya que la mayoría de la población tiene que permanecer en sus hogares para minimizar la velocidad del contagio y preservar los sistemas de atención médica.

Todos sabemos que las orientaciones sobre cómo enfrentar la pandemia en sí misma deben provenir de las autoridades sanitarias, que confían en especialistas atentos a la red mundial de información científica sobre el tema.

Los laicos no podemos dar una opinión, si nos aventuramos en este campo, opinaremos sobre cosas que no entendemos en profundidad, lo que no es conveniente, generalmente es inocuo e incluso puede ser eventualmente peligroso para aquellos que nos escuchen.

Nosotros del área del transporte tenemos el deber de discutir qué hacer en apoyo del sector de la salud. Necesitamos entender cuáles son las demandas impuestas por la emergencia sanitaria, como nos muestran los expertos, y a partir de eso, definir qué podemos hacer con nuestras flotas y nuestros equipos, con el objetivo de preservar la salud de los que están en la línea del frente.

Es crucial que nos movilicemos para apoyar acciones en defensa de la vida. La circulación de personas y bienes y la prestación de servicios deben ajustarse a los objetivos de combatir la pandemia.

En estos días, cuando se acerca el pico de la crisis, en el área de movilidad, transporte y logística debemos aunar nuestros mejores esfuerzos para ofrecer medios para que los profesionales de la salud, la seguridad, la industria y la prensa se muevan de manera segura. Y para que no falten los insumos para acciones médicas y los productos que sostienen la vida cotidiana de las personas. Quien no esté haciendo algo directamente alineado con la lucha contra el coronavirus debe permanecer en casa, protegerse a sí mismo, a sus familiares cercanos y a la sociedad, y, eventualmente, trabajar de forma remota con el apoyo de los recursos tecnológicos que están a nuestra disposición.

By