La presidenta de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), María Jara Risco, promete para el primer trimestre de 2020 un nuevo reglamento de transporte para taxis, buses, de personal y movilidad escolar

María Jara Risco

Con poco más de tres meses en el cargo de presidenta del consejo directivo de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima Y Callao (ATU), la abogada peruana y ex ministra de Transporte y Comunicaciones del país, María Jara Risco, dijo recientemente

qué en el primer trimestre de 2020 habrá un nuevo reglamento de transporte regular de personas, para taxis, buses, de personal y movilidad escolar, en aras de mejorar las condiciones en las que se brinda el servicio.

La funcionaria sostuvo “que se están redoblando esfuerzos para implementar el Sistema Integrado de Transporte (SIT) y así, optimizar la movilización de los limeños y chalacos”.

Instituida por la Ley N° 30900, aprobada en 2018, la ATU tiene la función de articular el transporte público de Lima y Callao en una red integrada de buses, trenes, taxis y modos no convencionales, cómo teleféricos. Se espera que la ATU sea la garantía de un transporte formal “integrado eficiente, ecológico con un sistema único de recaudo”. La ATU no tiene competencias en gestión del tránsito ni para proyectos de infraestructura, tareas que siguen a cargo de los municipios de Lima y Callao.

María Jara Risco cree que la organización del transporte público urbano puede tener un efecto positivo en la reducción de las víctimas del tránsito. “Medio punto del Producto Bruto Interno (PBI) nacional se va en los costes de los fallecidos y heridos a consecuencia de los accidentes de tránsito, estamos hablando de la calidad de vida de limeños y chalacos. Todo esto va a cambiar, con planificación, de manera técnica”, declaró.

Ella  agregó: “Vamos a verificar en campo la prestación del servicio, que las empresas tengan el número de vehículos, cumplan el recorrido, respeten a los universitarios. Además de ese trabajo, en marzo tendremos el Modelo de Transporte Urbano, la fotografía de cómo nos movemos los limeños y chalacos”.

La información permitirá organizar una nueva malla de transporte, los nuevos servicios y optimizar la calidad. Los resultados de este estudio, serán la base de las nuevas licitaciones de rutas, a darse en el segundo semestre de 2020.

María Jara Risco explicó que la ATU viene trabajando en la implementación de un programa orientado al fortalecimiento de capacidades para que los operadores de transporte se profesionalicen.

CONCESIÓN DE LAS LÍNEAS DE METRO

A través del Decreto de Urgencia 010-2020, anunciado el 14 de enero de 2020, el gobierno nacional peruano determinó que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) se mantenga como titular de los contratos de concesión de la Línea 1 y Línea 2 del Metro de Lima, “a fin de garantizar la continuidad de los servicios ante la absorción de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE) por parte de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU)”.

El gobierno nacional informó que Ministerio de Transportes y Comunicaciones la ATU firmarán un convenio mediante el cual la ATU recibirá el encargo de realizar actividades relacionadas a la ejecución contractual con respecto a las líneas 1 y 2 del Metro de Lima y Callao.

Además, la ATU aprobará los proyectos para la integración tarifaria del Sistema Integrado de Transporte de Lima y Callao, y se encargará de dar continuidad a las actividades de adquisición y expropiación de las Áreas de la Concesión y liberación de interferencias de vía. Estas acciones, consideradas sustanciales para la ejecución de las obras del primer metro subterráneo del Perú (Línea 2) permitirán, según el gobierno central, garantizar la continuidad de los servicios.

LA LEY QUE CREÓ LA ATU

El Congreso peruano publicó en fines de 2018 la Ley que crea la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), entidad que tiene la función de organizar un sistema de transporte integrado y que será encabezada por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

La referida ley, de N° 30900, establece en su artículo 1 el núcleo de la norma. “El objeto de la presente ley es garantizar el funcionamiento de un sistema integrado de transporte de Lima y Callao que permita satisfacer las necesidades de traslado de los pobladores de las provincias de Lima y Callao de manera eficiente, sostenible, accesible, segura, ambientalmente limpia y de amplia cobertura…”, se lee en el documento.

Asimismo, la ley sostiene que la ATU tendrá personería jurídica de derecho público interno y autonomía administrativa, funcional, económica y financiera.

El reglamento de creación de la ATU contiene cuatro capítulos. El primero contiene las disposiciones generales; el segundo menciona las competencias y funciones de la institución; el tercero, la estructura orgánica básica; y el cuarto, el régimen económico y laboral.

En el segundo capítulo se enumeran las funciones de la ATU, entre las que figuran aprobar las normas que regulen la gestión y fiscalización de los servicios de transporte terrestre de personas que se prestan dentro del territorio; las normas para la integración física, operacional, tarifaria y de medios de pago de los distintos modos que conforman el Sistema Integrado de Transporte de Lima y Callao; y el Plan de Movilidad Urbana para las provincias de Lima y Callao. También se encarga de desarrollar y aplicar políticas para promover, fomentar y priorizar la movilidad sostenible con medios de transporte intermodal; estructurar y ejecutar procesos de inversión pública y privada; otorgar concesiones para la prestación de los servicios de transporte terrestre urbano regular y masivo de personas y de transporte especial, entre otras funciones.

You may also like

By