En el Congreso de la UITP 2019 se pone enfoque en la renovación urbana, la preservación del medio ambiente, la mejora de la experiencia del usuario y el empleo. Por Valeska Peres Pinto

Celebrado en Estocolmo, Suecia, del 9 al 14 de junio, el Congreso de la UITP 2019, como se esperaba, tuvo un alcance más grande que las versiones anteriorescon una importante presencia de organizaciones europeas.

Los informes finales muestran 474 expositores de 46 países; 53 sesiones teóricas con 300 ponentes; 2.718 participantes de 81 países; más de 15.000 visitantes y cerca de 170 miembros de la prensa y operadores de medios de 40 países.

La exposición —¡Inmensa! ¡Magnífica!— realmente mostró a los visitantes tres ferias: una sobre tecnología, otra sobre “pro electrificación” y la tercera sobre “pro automatización”.

También fue una exposición destinada a defender a las personas como centro de la movilidad urbana.  Todo esto revela que el modelo tradicional de ferias, caracterizado como una gran exhibición de vehículos, equipos y servicios, ha dado paso a un entorno mucho más centrado en presentar productos destinados a facilitar y mejorar el acceso de las personas a los servicios de movilidad, así como mejorar la calidad de estos servicios. De ahí el enfoque en los cambios tecnológicos y en cómo están cambiando y podrán cambiar aún más la vida de las personas en el futuro cercano y de una manera positiva.

TRES PUNTOS QUE MERECEN MENCIÓN ESPECIAL

Hay tres temas que quiero resaltar que están relacionados con nuestra realidad en América Latina, aunque, de vez en cuando, nuestra señal parece revertirse de alguna manera cuando analizamos temas relacionados con la movilidad urbana.

La movilidad induce a la renovación urbana. El primer punto al que me refiero tiene que ver con el énfasis dado en el Congreso de la UITP 2019 a la idea de la movilidad como insumo inductor de la renovación urbana o como un elemento de calificación o inclusión efectiva de muchos segmentos sociales diferentes en la vida urbana.

Para nosotros latinoamericanos esto es un poco difícil de entender, precisamente porque, en general, el área dedicada a comprender y estimular el desarrollo urbano, incluido el tema de la vivienda, está muy lejos del campo en el que actúan los operadores y gestores del transporte público. Son campos que todavía no se han encontrado. En Brasil, ni siquiera la creación del Ministerio de Ciudades ha ayudado a acercarlos para que haya una mayor cooperación.

En Estocolmo, los temas relacionados con el urbanismo, teniendo en cuenta la movilidad como un vector, estuvieron en el centro de atención y resultaron en muchas exposiciones, manifestaciones y charlas, tales como: si la ciudad no es sostenible en otras áreas, incluyendo, por ejemplo, el campo económico y el campo urbanístico, su movilidad también será deficiente y viceversa.

El tema ambiental. El tema ambiental estuvo presente en todas partes en el Congreso de Estocolmo. Se ha demostrado que la movilidad debe estar entre los principales instrumentos para reducir el desperdicio de energía y promover la renovación ambiental de las ciudades, pues las ciudades lo necesitan mucho.

Se subrayó la importancia de reducir el impacto de la contaminación, incluyendo la contaminación acústica, y se recomendó sobre todo el cambio del modelo energético. Todos decían: ¡los sistemas basados en carbono tienen sus días contados!

Creo que en este punto el transporte público tiene que considerarlo una meta. No será de la noche a la mañana, pero las ciudades tienen que colocar la energía renovable en el centro de la motricidad y la movilidad urbana.

Por todas estas razones, el tema de la electrificación del transporte público estuvo muy presente en la reunión. Todo debe ser eléctrico. Gigantes como Mercedes y Volvo también siguen esa dirección, aunque han presentado híbridos y vehículos que se pueden cambiar en el futuro, con la conversión a eléctricos.

Definitivamente, no se ha discutido sobre el diésel en el Congreso de la UITP 2019. La mejora de la calidad de este combustible proveniente del petróleo es parte de la estrategia de los países que no cuentan con suficientes alternativas para promover la electrificación inmediata.

Mejorar la experiencia del transporte. El tercer aspecto se refiere a la necesidad de que las ciudades mejoren la calidad de la experiencia de transporte y movilidad, vistos como un proceso integrado. Esto considerando desde el momento en que la persona, aún en su hogar, toma la decisión de hacer un desplazamiento urbano, teniendo en cuenta el destino final y el regreso.

Esto nos indica que la cadena de desplazamiento debe funcionar de forma integrada y conectada. Así que hay que saber: ¿Cómo las personas recorren la “primera milla” al salir de su hogar? ¿Ellas caminan? ¿Van en bicicleta? ¿Patines? ¿Van en su propio auto? ¿Existe una forma adecuada de integración entre el automóvil y el transporte estructural, como los trenes, el metro y los sistemas de BRT?

De esta manera, quedó muy claro que es necesario tener en cuenta no solo los tramos motorizados de transporte, sino todo el viaje.

Es decir, la consigna es dejar a un lado la idea de que las empresas de transporte pueden mantenerse a sí mismas, centrándose solo en su modo de transporte y sin tener en cuenta todo lo demás.

La salida es garantizar el desempeño de las varias partes de este proceso de viaje urbano, desde la mejora de las veredas hasta el perfeccionamiento de los vehículos y las conexiones.

La digitalización es necesaria para esto. Las aplicaciones ya enfocan las condiciones en las que se producen los desplazamientos e incluso evalúan las condiciones climáticas. La digitalización contribuye a la eficiencia de las conexiones de transporte, pero debe quedar claro que no tiene sentido tener un mapa en el que todo está conectado si, en la práctica, estas conexiones son precarias o no existen.

El tema del empleo. Otro tema presente en varias sesiones, incluidas las declaraciones del presidente mundial de la UITP, Pere Calvet, y del secretario general de la entidad internacional, Mohamed Mezghani, con motivo de la clausura del Congreso: la UITP quiere advertir a las empresa que actúan en el ámbito de la movilidad urbana en cuanto a la empleabilidad en el sector, teniendo en cuenta, en especial, la perspectiva de aumentar la automatización de las actividades y los procesos en el transporte público urbano.

Hay que saber qué impactos tendrá la automatización en el sector de la movilidad urbana, que tradicionalmente ha generado muchos empleos. ¿Qué pasará con estos empleos?

Es necesario observar y evaluar las características que está asumiendo el proceso. Por ejemplo, en Europa, el sector de venta de billetes para los viajes está casi todo automatizado. ¿Y qué pasará si hay menos personas en la operación en el segmento que siempre ha empleado a mucha gente? ¿Cuáles serán los perfiles de los trabajadores del transporte público en un futuro no tan lejano?  Estos son temas pertinentes que requieren acciones para orientar a las personas que trabajan en el sector a migrar a nuevas habilidades y empleos.

Para concluir, digo que es perceptible que el sector de servicios en Europa también está empezando a reducirse en términos de ofertas de trabajo y este es un elemento importante también para América Latina, por lo que debemos estar atentos a él.

Vea también

By