La alcaldía de San Pablo reanuda la licitación de autobuses

La apertura de propuestas fue el 5 de febrero; la mayor licitación pública en el transporte público de Latinoamérica implica contratos de R$ 71 mil millones y una flota de 14 000 vehículos.

MÁRCIA PINNA RASPANTI

La alcaldía de San Pablo reanuda la licitación de los autobuses en la ciudad, después de que el Tribunal de Justicia haya acatado el recurso de la Procuraduría del Municipio el 1 de febrero. Se derogó la medida cautelar concedida por el 13er Juzgado de la Hacienda Pública que impedía el proseguimiento de la licitación. La Secretaría Municipal de Movilidad y Transportes recibió las propuestas de las empresas interesadas en participar del certamen cuatro días después. Según la secretaría, “la determinación de la gestión actual es terminar de una vez por todas con los contratos de emergencia, que atrasan las mejoras tan anheladas por la población en el sistema de autobuses de la ciudad”.

El pliego prevé tres sistemas: estructural, que transporta pasajeros por carriles y vías de mucho movimiento; articulación regional, que hará la conexión entre barrios y distribución, que conecta los barrios a terminales y estaciones de metro y trenes metropolitanos. La nueva organización del sistema de autobuses está creando la articulación regional. En total, son 32 lotes en disputa, que recibieron 33 propuestas. Los consorcios Transunião e Imperial se disputan el lote D7, que abarca líneas dentro de barrios.

De acuerdo con la secretaría, la conclusión del proceso licitatorio permitirá la reorganización del sistema de transporte por autobuses en la capital y beneficiará a los pasajeros al eliminar la superposición de líneas, reducir intervalos entre los vehículos, hacer que los viajes sean más rápidos y más cómodos, además de otorgarle más fiabilidad al sistema y permitir la modernización de la flota. El pliego prevé una serie de mejoras obligatorias en el sistema, como la llegada de autobuses más modernos, con aire acondicionado, Wi-fi, entrada USB y motores que contaminan menos.

HISTORIA

El proceso licitatorio se viene arrastrando desde 2015, cuando el Tribunal de Cuentas del Municipio (TCM) hizo diversos cuestionamientos sobre la propuesta de la gestión anterior. El contrato vigente se estableció en 2003, con un plazo de diez años. Después de su vencimiento, en 2013, se renovó por cinco años más, que terminaron en julio de 2018. En diciembre del año pasado, la alcaldía presentó una minuta del pliego que el tribunal evalúo después de que pasó por una consulta pública.

En junio de este año, el TCM retuvo nuevamente el proceso debido a 90 cuestionamientos relativos al documento que presentó el poder público. El poder público respondió los cuestionamientos del tribunal y se reanudó la licitación, hasta una nueva suspensión, causada por acciones iniciadas por empresas del sector. Finalmente, la justicia liberó que se recibieran las propuestas el pasado día 5.

Los sobres con los nombres de las empresas o consorcios interesados se abrieron en el Instituto de Ingeniería de San Pablo. Los sobres con las propuestas comerciales permanecen cerrados hasta el análisis de la documentación de los interesados, que todavía no tiene una fecha prevista. La expectativa es que dentro de 90 días se divulguen los nombres de los vencedores.

Vea también

By