Combinaciones solo con tarjeta STM

La Intendencia de Montevideo informa que a partir del 20 de junio de 2022 las combinaciones metropolitanas en el transporte solo podrán efectuarse presentando la tarjeta STM.

La decisión fue tomada por consenso por el Consorcio Metropolitano, integrado por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), las intendencias de Montevideo, San José y Canelones.

Esto implica que será necesario presentar la tarjeta STM para poder adquirir el viaje combinación metropolitana, pero no para pagarlo. Es decir, que se podrá seguir abonando con dinero en efectivo o con dinero electrónico.

DESCUENTO

El viaje de combinación metropolitana habilita a subir a un ómnibus de una línea metropolitana y luego subir a otro ómnibus en una línea urbana de Montevideo (o viceversa) con un descuento de 21 pesos (USD 0,52) en el total que se paga.

Cuando el primer ómnibus es una línea metropolitana, el lapso para poder tomar el ómnibus urbano es de 180 minutos. Cuando el primer ómnibus es una línea urbana, el lapso para poder tomar el ómnibus metropolitano es de 120 minutos.

OBTENCIÓN DE LA TARJETA

Para quienes aún no cuentan con la tarjeta STM se recuerda que se puede obtener en los 21 locales de atención integral a usuarios del STM y los 357 locales de entrega y recarga de tarjeta STM común.

La primera tarjeta se entrega sin costo. En caso de hurto o extravío se deberá abonar el costo de la nueva.

Las tarjetas pueden ser cargadas con dinero por el monto que el usuario o la usuaria desee – el monto mínimo para la recarga de tarjeta común es de 100 pesos (USD 2,49) y el máximo de 8.000 pesos (USD 199,43) – y utilizarlo en los viajes que necesite. Todas las tarjetas del sistema pueden ser cargadas con dinero electrónico.

Precios fueron incrementados en abril de 2022

Los precios actuales del transporte por autobuses en Montevideo fueron incrementados a partir de 4 de abril de 2022.

En esa fecha, el boleto de una hora pagado con la tarjeta STM pasó a costar 39 pesos (USD 0,97), en tanto el pago con dinero en efectivo pasó a costar 48 pesos (USD 1,20).

La Intendencia de Montevideo explanó que el ajuste se daba en el marco de un sistema de transporte público que había “enfrentado la mayor y más abrupta crisis de su historia, superando hasta en cuatro veces lo sufrido durante la crisis del 2002”.

También subrayó que para sostener los niveles de servicio, las empresas, el gobierno nacional y la Intendencia de Montevideo, y fundamentalmente los trabajadores del transporte, hicieron sus aportes a través de acuerdos voluntarios – con reducción y postergación de gastos en el caso de las empresas; aporte de fondos extraordinarios en el caso del gobierno nacional y la Intendencia, y renuncia a parte de sus salarios, en el caso de las y los trabajadores.

Cuando se hizo el anuncio del incremento de precios, el gobierno capitalino remarcó que no se aumentaba el boleto a poblaciones con menos ingresos.

El comunicado destacaba que las tarifas del transporte público capitalino se actualizaban luego de un año de mantenerse sin cambios y el ajuste estaba por debajo de la inflación, en promedio un 8,39%, manteniendo inalteradas las tarifas con impacto directo en las poblaciones más afectadas por la actual crisis económica.

Los boletos usados esencialmente por los sectores de menores ingresos no tuvieron ajustes, abarcando a: jubilados y pensionistas, boleto zonal (utilizado en zonas de contexto socioeconómico desfavorable para viajes hacia y desde centralidades barriales periféricas) y el Boleto ABC (creado en abril de 2021 para personas que poseen la Tarjeta Uruguay Social de beneficio a los más pobres).

Vea también

By