En la tarde del 5 de abril, el presidente de Perú, Pedro Castillo, revocó el decreto que prorrogaba el estado de emergencia en Lima y Callao y establecía la inmovilización social hasta las 23.59 horas de ese día

En la tarde del 5 de abril de 2022, el presidente de Perú, Pedro Castillo, revocó el decreto editado en la madrugada que prorrogaba el estado de emergencia en Lima y Callao y establecía la inmovilización social hasta las 23.59 horas de ese día.

Debido al decreto, la Autoridad del Transporte Urbano de Lima y Callao (ATU) había emitido un comunicado informando que las unidades de transporte público no prestarian servicio durante el día.

El comunicado decía:  “Todas las rutas de transporte público de Lima y Callao bajo su competencia, de igual manera los servicios concesionados como el Metropolitano y Corredores Complementarios, no prestarán servicio hoy martes 5 de abril”.

Decía también que en “el caso de los taxis, así como del transporte especial escolar, turístico y de trabajadores no podrán prestar servicio en el lapso de la inmovilización social obligatoria” dispuesta por la norma gubernamental.

El comunicado de ATU concluía poniendo en manos de la población las provisiones para el desplazamiento cuando corresponde: “Se sugiere a quienes prestan labores en las actividades esenciales (servidores de salud, agua, saneamiento, energía eléctrica, transporte de carga y mercancías, medios de comunicación, entre otros) tomen las previsiones necesarias para desplazarse oportunamente a sus centros de labores”.

Conoce el contenido del decreto

Nuevo comunicado

Más tarde, la Autoridad del Transporte Urbano de Lima y Callao (ATU) emitió un nuevo comunicado, informando que para preservar la seguridad de las personas que necesitan viajar, ha hecho peticiones a las autoridades policiales.

El comunicado señalaba que la UAT y Lima Airport Partners (LAP) solicitaron conjuntamente a las Regiones Policiales de Lima y Callao encargadas de hacer cumplir el toque de queda, como medida excepcional, que se permita la circulación de los usuarios en taxis autorizados hacia el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, y viceversa, a fin de garantizar la movilidad de los pasajeros en vuelos nacionales e internacionales.

La orientación era que las personas llevaran física o virtualmente su billete de avión para acreditar su situación excepcional y poder desplazarse sin inconvenientes y con seguridad, utilizando solo los taxis autorizados por la UTA.

También se recomendó que el servicio de taxis pudera operar en apoyo a las actividades estrictamente vinculadas a las permitidas por el Decreto Supremo Nº 034-2022-PCM, así como para el traslado de personas a los centros de salud.

Vea también

By