Con once unidades, el gobierno municipal de Asunción, Paraguay, comienza la implementación de 512 refugios calificados en las paradas de ómnibus

El gobierno municipal de Asunción, Paraguay, inauguró hace unas semanas los primeros 11 nuevos refugios para pasajeros del Sistema de Transporte Público.

En total, 512 refugios serán desplegados en paradas de ómnibus de la ciudad. El acto de inauguración contó con la presencia del intendente capitalino, ingeniero Óscar Rodríguez.

El programa para implementar estos refugios es resultado de una inversión 100% privada, realizada por el Consorcio OOH (integrado por las Empresas Prourbe Medios y Hermanos Rodríguez), mediante un proceso de Concesión Pública, a través de una Licitación Pública Nacional.

Las unidades recién desplegadas están ubicadas en las paradas establecidas sobre la avenida Aviadores del Chaco, una de las más importantes de la ciudad y que se caracteriza por ser un nuevo centro de negocios, además de proporcionar conexión con las ciudades cercanas de Luque y Areguá.

CARACTERÍSTICAS

A través de estos refugios, los pasajeros pueden contar con la cobertura y área de espera con asientos, además de un espacio para sillas de rueda bajo techo.  El refugio también permite organizar el acceso de los autobuses al punto de parada para optimizar el tiempo de viaje.

Según el informe del gobierno, todo el proceso constructivo tiene en cuenta aspectos amigables con el medio ambiente, así como el uso de luces led, para brindar iluminación en los puntos, y materiales reciclables.

En cada parada hay tableros con la información de arribo de buses, la hora, la temperatura, el nombre y código de la parada, además de una plataforma de denuncias ciudadanas por medio de la app Topa.

CIUDADANOS DEBEN CUIDAR

Otro punto enfatizado es que, con los nuevos refugios, se dará una mejora y aporte significativos para el cambio del sistema del transporte público de la capital y de toda el Área Metropolitana de Asunción.

Considerando esto, el gobierno pide a los ciudadanos que cuiden estos espacios, evitando acciones como, por ejemplo, escribir en asientos y estructuras o destruir cualquier elemento de los refugios, además de respetar la distancia saludable entre las personas.

Vea también

By