Recuperación de la Línea 1 después del choque de trenes

Tres estaciones de la Línea 1 del Metro de la Ciudad de México – Observatorio, Tacubaya y Juanacatlán – terminaron la segunda semana de marzo de 2020 fuera de operación debido al accidente que ocurrió a las 11:37 pm del martes 10 de marzo de 2020, en la estación de Tacubaya. El accidente dejó un muerto y 16 heridos fueron hospitalizados, dos de los cuales aún estaban hospitalizados al final de la semana.

La Línea 1 tiene 20 estaciones. Las estaciones afectadas están en un extremo de la línea; la sección a la que sirven ahora está cubierta por un esquema de transporte de emergencia que incluye 38 autobuses de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP), 16 autobuses de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y cuatro unidades que operan en corredores en concesión.

La dirección del Metro de la Ciudad de México anunció para el martes 17 de marzo de 2020 la reanudación de las operaciones en todas sus estaciones de la Línea 1. Hasta entonces, el servicio provisional del metro de Pantitlán a Chapultepec continuará en las 17 estaciones no afectadas Línea 1.

Para garantizar la seguridad de los usuarios, para el lunes 16 de marzo se programaron acciones de elevación y nivelación, además de pruebas de trenes para certificar la circulación de los trenes.

TERCER ACCIDENTE GRAVE

Inaugurado en 1969, el Metro de la Ciudad de México tiene 12 líneas con 163 estaciones y una longitud total de 226.44 km. Solo dos de las líneas son ferroviarias, las otras, incluida la Línea 1, donde ocurrió el reciente choque del tren, operan con ruedas neumáticas. Todas las líneas permiten la conexión a otras líneas de metro.

Este fue el tercer accidente grave en toda la historia del Metro de la Ciudad de México. El primero y el más grave ocurrió a las 9:40 de la mañana del 20 de octubre de 1975, en la estación Viaducto, línea 2, con 31 muertos y 70 heridos. El otro tuvo lugar en mayo de 2015, en la estación Oceanía, en la línea 5, con el registro de seis heridos.

INVESTIGACIÓN

La directora general del Sistema de Transporte Colectivo (STC), que opera el Metro, Florencia Serranía Soto, destacó que los trenes tienen cajas con sensores que le permitirán saber, segundo a segundo, qué pasó con los dos trenes involucrados en la colisión.

Estas cajas fueron entregadas al Fiscal General de la Ciudad de México y serán examinadas en el contexto de una investigación abierta para determinar las causas del accidente y la responsabilidad de lo sucedido. Además, según Florencia Serranía Soto, existe la colaboración de un certificador internacional, “una entidad que dará una opinión final e imparcial sobre lo sucedido”.

RECUPERACIÓN DE LÍNEA

El Gobierno de la Ciudad de México informó que en los primeros días alrededor de 150 trabajadores de Metro fueron movilizados para recuperar la Línea 1.

Los trenes fueron desmantelados sin afectar las vías, de acuerdo con una operación realizada por el área de material rodante y todo un equipo de ingenieros colaboradores.

El jueves 12 de marzo, mientras el trabajo continuaba en la estación de Tacubaya, el Sistema de Transporte Público (STC) informó que uno de los trenes involucrados en el accidente ya había sido desacoplado, permitiendo más espacio para acciones para remover las unidades dañadas.

También en esa fecha, el número de personas involucradas en la eliminación de los trenes se incrementó a 200, con la participación de 28 miembros de la Brigada de Bomberos.

Para realizar las tareas de retiro de las composiciones dañadas, los técnicos e ingenieros del STC recurrieron a la instalación de arneses con cables de acero para enderezar uno de los trenes y, con la ayuda de equipos hidráulicos, colocarlo sobre su eje.

Los equipos de STC en las áreas de material rodante, instalaciones fijas, redes de alta y baja tensión y lucha contra incendios estaban trabajando en las acciones para acelerar su transferencia de los carros al Taller de Zaragoza.

Entre los equipos utilizados en el área de trabajo se encuentran colchones neumáticos, cerraduras circulares, gatos hidráulicos, así como material de corte por llama, esmeril, máquinas de corte por plasma y lámparas para detectar la presencia de corriente.

También hay plataformas con una grúa para cargar y descargar materiales y equipos, vehículos ferroviarios y transporte de personal.

STC proporciona a los trabajadores, y reemplaza, cuando es necesario, cascos de soldadura, guantes, respiradores y rodilleras.

CONCLUSION

En las primeras horas del domingo 15 de marzo de 2020, se completó el retiro de los 18 vagones de los dos trenes involucrados en el incidente en la estación de Tacubaya en la línea 1.

Los carros fueron trasladados al almacén de Taller Zaragoza, algunos de ellos remolcados con vehículos de tracción con motores de combustión interna, lo que permite realizar trabajos para despejar el camino en ambas direcciones.

Entre las acciones realizadas el domingo estuvieron el reemplazo y la reparación de las secciones dañadas de la barra guía, estimadas en 160 metros, que incluyen un espacio desde la estación de Tacubaya dentro del túnel hacia la estación del Observatorio.

Asimismo, se han reemplazado 100 aisladores ubicados en la vía; hubo revisiones y reparaciones a la tubería y al sistema de señalización. El cableado de bajo voltaje también fue reemplazado. Estas acciones fueron posibles gracias al trabajo y esfuerzo de los equipos de material rodante, carreteras, trabajadores de alta y baja tensión, red contra incendios, automatización y control, señalización, pilotaje automático, seguridad e higiene industrial, además de 28 miembros del Cuerpo de Bomberos de Tacubaya.

Fotos de las obras de rehabilitación de la vía

Estas son fotos del trabajo de recuperación en el tramo accidentado de la Línea 1, tomadas por el Metro de la Ciudad de México.

You may also like

By