Boleto de transporte digital: la revolución en el sistema de transporte. Por Rubens Fernandes Gil Filho, CEO de Autopass, compañía privada de Brasil que administra boletos electrónicos

Rubens Fernandes Gil Filho

Las tarjetas de plástico,sus días están contados. Cada día, el pago de servicios y productos a través de medios digitales gana más seguidores. Ahora, esta forma de pago también se utilizará en las tarjetas de transporte que las empresas ofrecen a sus empleados. Boleto de Transporte Digital (en portugués Vale-Transporte Digital), es la tarjeta de transporte digital de Autopass, quese encuentra en la fase de prueba y estará disponible para el mercado en el primer trimestre de 2020.

Anunciado durante el la Arena ANTP en septiembre de 2019, el Boleto de Transporte Digital revolucionará el sistema de transporte en todo el país. Para las empresas es la garantía de que toda la gestión se realizará de forma digital y en tiempo real.

Para los usuarios, garantiza el acceso al servicio de transporte en la palma de su mano e incluso ofrece la posibilidad de verificar su saldo en línea y la validación de los créditos se realiza automáticamente.

La iniciativa sin precedentes está dirigida exclusivamente a las empresas (Vale-Transporte) y pretende ser una alternativa a las tarjetas físicas, garantizando una mayor comodidad para los usuarios y protección contra el mal uso de la tarjeta. Al principio, el servicio estará disponible solo para los trenes y metro, en la Región Metropolitana de São Paulo. La intención es que luego habrá integración con los autobuses y la solución se llevará a otras ciudades y provincias.

El nuevo método de pago funcionará a través de una aplicación y el acceso será a través de un nombre de usuario y contraseña. El pago se realiza a través del Código QR directamente en el teléfono celular y los montos se deducirán del Boleto de Transporte a medida que la persona use los créditos.

Uno de los grandes beneficios del nuevo sistema digital es la lucha contra el mal uso de la tarjeta por parte de los usuarios que venden o prestan sus tarjetas de transporte a terceros. Contará con herramientas para mitigar y controlar el uso ilegal. Incluso si alguien proporciona un nombre de usuario y una contraseña para descargar la aplicación, es posible controlar los lugares de uso de las tarjetas e identificar el mal uso.

¡Una vez más, la tecnología está colaborando para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y gestionar mejor el sistema de transporte

You may also like

By