Para el gobierno chileno, el costo de invertir en un autobús eléctrico coincidirá con el de los autobuses diésel ya en 2022

El gobierno chileno trabaja con la idea de que el costo de invertir en un autobús eléctrico coincidirá con el de los autobuses convencionales ya en 2022.

El 6 de diciembre de 2019, al presentar en la COP 25, en España, el modelo chileno de electromovilidad, el Subsecretario de Transporte del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, José Luis Domínguez comentó que la electromovilidad ha experimentado una reducción en sus costos en los últimos 10 años.

Ele explicó que en la actualidad, un bus eléctrico de 12 metros – como los que circulan en Santiago – cuesta aproximadamente US$ 290.000, mientras que uno diésel tiene un valor aproximado de US$ 190.000. Se espera que a 2022 estos valores lleguen a igualarse, a lo que se suma la ventaja de que los costos operativos de un bus eléctrico son menores respecto a los de uno diésel.

ELECTROMOVILIDAD EN CHILE

En la COP25 en España, se desarrolló el Transport Day, instancia en la que el Subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, expuso el modelo chileno de electromovilidad en el transporte público, su aporte con el medioambiente y con el compromiso de Chile de ser carbono neutral en el año 2050.

Subsecretario Domínguez habló de las ventajas de contar con buses eléctricos y transporte sobre rieles para avanzar en las metas de reducción de emisiones.

“En septiembre pasado, en la Cumbre del Clima celebrada en Nueva York, Chile junto a  77 países se comprometieron con esa meta. Chile tomó la decisión de avanzar firmemente en la electromovilidad, lo que se está materializando a través de dos ejes: la introducción de buses eléctricos, de alto estándar, y un agresivo plan de desarrollo de Metro, Metrotren y trenes de cercanía, conocido como el programa ‘Chile sobre Rieles’”, afirmó Domínguez en Madrid.

El subsecretario recordó que el proceso de incorporación de buses eléctricos comenzó en 2016 con un vehículo. Sin embargo, en diciembre pasado se adquirieron 100 buses, a los que se agregaron nuevas unidades hasta completar 386 a la fecha.

“Santiago es hoy la ciudad que tiene más buses eléctricos después de las ciudades chinas. Hemos sido tremendamente agresivos y Chile se ha convertido en un país pionero en el modelo de la electromovilidad, al tomar la decisión de avanzar firmemente en esta materia en el transporte público”, indicó el Subsecretario Domínguez.

La autoridad añadió que “si bien nos hemos puesto como meta que el 100% del transporte público sea eléctrico en el año 2040, es posible que ello se alcance antes, dado que se trata de una tecnología con grandes beneficios”.

Además, Domínguez señaló que los buses eléctricos han sido altamente valorados por los usuarios, no sólo por sus comodidades (aire acondicionado, wifi, acceso universal, asientos más cómodos), sino también por su contribución medioambiental.

CHILE SOBRE RIELES

Respecto del programa Chile Sobre Rieles, el subsecretario señaló que el proyecto significará materializar 580 km de vías de ferrocarriles y la compra de al menos 60 trenes eléctricos de aquí a 2022, para así dar servicio de Metrotren o trenes de cercanía a ciudades como Valparaíso, Concepción, Temuco, Chillan, Rancagua y Melipilla.

Además, la red de Metro crecerá 54% en la próxima década, con un total de 215 km de longitud, distribuido en nueve líneas del tren subterráneo de la capital. Eso significará aumentar desde los 723 millones de pasajeros transportados anuales (2019) a más de 1.100 millones anuales en el año 2027.

By