Allen Morrison y su obra única sobre los Transportes Urbanos. Por Ayrton Camargo e Silva, arquitecto y urbanista

Falleció a principios de este mes (enero de 2019 – NR), en Nueva York, con casi 90 años de edad, Allen Morrison, ex profesor de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, y célebre investigador sobre sistemas urbanos de transporte eléctrico en todo el mundo. Su salud estaba débil en los últimos meses y en noviembre le implantaron un marcapasos para mejorarla.

Su interés por el tema comenzó de forma totalmente inesperada, cuando, aún niño, se enteró de que el hermano mayor de un amigo había instalado un timbre de tranvía en su automóvil, reemplazando la bocina original por este dispositivo. El sonido típico de los tranvías, emitido de forma totalmente inusual, marcó para siempre su curiosidad y se transformó en una actividad que seguramente lo convertiría en el mayor investigador mundial de estos sistemas y su obra en el conjunto más completo y bien fundamentado sobre este tema.

Al jubilarse de la universidad, Allen pudo dedicarse íntegramente a la investigación sobre los sistemas tranviarios y de trolebús de los que se había enamorado. Totalmente meticuloso en sus investigaciones, perspicaz, organizado e incansable en la búsqueda de las fuentes primarias sobre los sistemas, él supo, como nadie, verificar, filtrar y sintetizar la información a veces contradictoria y a menudo incompleta sobre ellos. Su sed incansable por comprobar los datos investigados en bibliotecas y archivos lo hacía desplazarse a casi todas las ciudades donde ellos operaron, para conocer “in loco” las calles que recorrieron y, con ello, poder terminar adecuadamente sus investigaciones sobre los sistemas.

Todos sus textos eran sólidamente basados, ilustrados por bellas y raras fotografías representativas de todas las fases de los sistemas y complementados por mapas esquemáticos de la red de líneas magníficamente diseñados por él.

Tuve el privilegio de conocerlo en 1979, cuando iniciamos un largo intercambio de correspondencia, también en inglés, y años más tarde en portugués, debido a su interés en conocer mejor nuestro idioma para desarrollar su investigación durante sus viajes a Brasil. En varios de ellos lo acompañé a visitar sistemas que él quería conocer y registrar en fotos y videos. Nuestro contacto sería mucho más continuo gracias al advenimiento de Internet, que agilizó muchísimo el intercambio de información sobre nuestros temas de interés común.

Allen escribió tres libros de enorme importancia para la preservación de la historia de los tranvías en América Latina: el primero en 1989, un clásico titulado “TheTramways of Brazil”; el segundo, publicado en 1992, fue “TheTramways of Chile”; y el tercero, publicado en 1996, fue “LatinAmericabyStreetcar”.

Se reunió todo el monumental trabajo de su investigación en el sitio web www.tramz.com, que salió al aire hace 22 años, totalmente mantenido por el autor, con información e imágenes en gran parte inexistentes en las ciudades retratadas. Están registrados sistemas en 25 países de América Latina, distribuidos en más de un centenar de ciudades.

De todos los sistemas que había investigado, Allen tenía un interés especial por el pequeño Ferrocarril Campos do Jordão, sobre todo por el tramo en operación en el municipio que le da el nombre. Por eso, durante el período en que dirigí este ferrocarril, lo mantuve informado sobre todas las acciones desarrolladas para su recuperación. Y el 20 de mayo de 2018 recibí del gran investigador el mensaje abajo, que me conmovió mucho:

“Considero su trabajo en EFCJ uno los milagros de la historia del transporte mundial. Es muy inusual que un entusiasta tenga esta posición y espero que los brasileños aprecien su fantástica contribución. Los entusiastas del tranvía en todo el mundo lo saben y sueñan con ir a Brasil sólo para conocer esta línea extraordinaria – 20.05.2018”.

Allen Morrison deja como legado un ejemplo insustituible de investigador apasionado, incansable, perfeccionista y definitivo, con una obra monumental, con un nivel de calidad prácticamente imposible de alcanzar y que nunca se ha superado. Su agudo sentido de investigación, su búsqueda incansable y su impecable sentido de organización hicieron que su obra trascendiera los límites de la mera preservación temática, volviéndola gigantesca y única en el tema. Por su excepcionalidad, amplitud y riqueza, se constituye en un verdadero patrimonio de la humanidad

  • Ayrton Camargo e Silva, arquitecto y urbanista, fue secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Transportes Públicos (ANTP), de Brasi, y Director Presidente de E.F. Campos do Jordão. Este texto fue originalmente publicado en el sitio de la ANTP.

Vea el sitio legado por Allen Morrison

By