Para cambiar la venta informal en sistemas de transporte colectivo

Montevideo y Bogotá desplegaron acciones para reducir o recalificar la venta informal de productos en sistemas colectivos de transporte.

En la capital colombiana,  con el propósito de ofrecerles alternativas de empleo que signifiquen mejores condiciones salariales y laborales para ellos, la Alcaldía de Bogotá lidera la realización de tres ferias de empleo para vendedores informales de TransMilenio. La primera feria ocurrió el 29 de junio de 2018.

Por su parte, la Intendencia de Montevideo, Uruguay, extendió hasta el 30 de julio de 2018 el plazo para registro de vendedores ambulantes y artistas que quieren calificarse para trabajar a bordo de las unidades de transporte colectivo urbano.

EN BOGOTÁ, FERIA DE EMPLEO

La serie de ferias de empleo para vendedores informales del sistema de transporte público por autobús TransMilenio cuenta con la participación de las Secretarías de Desarrollo Económico, Salud, Educación e Integración Social, además del Instituto para la Economía Social (IPES), Migración Colombia y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC).

La idea es ofrecer a los vendedores informales alternativas de empleo formal por fuera del sistema, que no sacrifiquen el aseo y la calidad en la prestación del servicio de transporte.

Las alternativas ofrecidas por el gobierno a través del IPES son: reubicación en puntos comerciales, puntos de encuentro, quioscos, cursos de formación o vinculación a empleo.

Las tres ferias de empleo hacen parte de la estrategia Equipo T, juntos del mismo lado, con la que, además, se está invitando a los usuarios del sistema a no comprarles a estos vendedores informales para desestimular esa actividad.

El evento cuenta con el apoyo de varias empresas del sector privado que tienen vacantes en cargos como auxiliares de almacenes, carroceros, eléctricos, mecánicos, operadores de buses articulados, técnicos de mantenimiento automotriz, supervisores de mantenimiento, inspectores de flota y analistas de combustibles y garantías, entre otros.

Juan Miguel Durán Prieto, secretario de Desarrollo Económico, expresó que: “desde la Alcaldía de Bogotá ponemos a disposición de los vendedores informales nuestra ruta de emprendimiento, donde recibirán asesoría y acompañamiento para desarrollar sus ideas de negocio; igualmente, a través de la Agencia Pública de Empleo – Bogotá Trabaja, encontrarán alternativas laborales para mejorar su calidad de vida”.

A su turno, María Consuelo Araujo, gerente de TransMilenio, manifestó que “es fundamental que nuestros usuarios vuelvan a sentir la tranquilidad de viajar por la ciudad en TransMilenio. Por esa razón, se está realizando esta feria para ofrecerles oportunidades de empleo a los vendedores informales y al mismo tiempo avanzar en el proceso de recuperar el espacio público en el sistema”.

Agregó que el objetivo es que los vendedores informales que están en el sistema se enteren de que el gobierno está interesado en ayudarles a encontrar oportunidades laborales atractivas, a las que pueden acceder a través de las ferias de empleabilidad organizadas por varias entidades del Distrito.

Los vendedores informales que asistan a la feria, además de postulara oportunidades laborales, podrán conocer los diferentes servicios que ofrece el Distrito en cuanto a educación, salud, información para inmigrantes, emprendimiento, capacitaciones en diferentes competencias y los beneficios de acceder a la economía formal.

En total, hay cerca de 300 vacantes disponibles para los vendedores informales que quieran acceder a la oportunidad de tener un empleo estable y formal con todas las garantías laborales que ello implica.

Se prohíben las ventas informales. Las autoridades subrayan que las ventas informales en el sistema están prohibidas. Además del caos, el desorden y los problemas de inseguridad que generan, algunos productos que se ofrecen, como los alimentos, representan un riesgo para quienes los consumen, pues no cumplen con ninguna norma sanitaria y de control de calidad.

EN MONTEVIDEO, MÁS PLAZO

La Intendencia de Montevideo, Uruguay, informa que en el marco del Consejo Consultivo de Transporte —donde están representados los trabajadores, las empresas, los usuarios, la Junta Departamental y la Intendencia— se acordó prorrogar la entrada en vigencia de la resolución que dispone que, a partir del 1 de julio, aquellos vendedores ambulantes y artistas callejeros que no estén registrados en la Comuna y no tengan su tarjeta STM (Sistema de Transporte Metropolitano) habilitante no podrán realizar su tarea a bordo de las unidades de transporte colectivo urbano. El plazo, que vencía el 30 de junio, se extenderá hasta el 30 de julio para que quienes aún están tramitando la autorización puedan completarla.

Para poder registrarse en la Intendencia, los vendedores y las vendedoras deben recibir previamente una capacitación sobre manipulación de alimentos. Los últimos cursos gratuitos se dictarán el 6, 9, 10 y 11 de julio. Con posterioridad, los interesados deberán abonar la capacitación.

La nota aclara que, durante la capacitación, los vendedores y las vendedoras reciben formación sobre cómo realizar la manipulación de este tipo de productos en lo que refiere a condiciones de higiene y tratamiento, así como acerca del vínculo con quienes viajan en el transporte colectivo. La capacitación forma parte de una serie de medidas, trabajadas y acordadas en el Consejo Consultivo de Transporte, para mejorar el servicio de transporte público en la ciudad.

También se les brinda una charla de sensibilización sobre las diferencias entre mujeres y hombres en la circulación en la ciudad y situaciones de violencia de género en espacios públicos. Esta temática forma parte de una política de equidad e igualdad de género que promueve la comuna, conla que se compromete el Departamento de Movilidad.

Al finalizar cada instancia, quienes participan reciben un certificado que acredita la capacitación. Luego se registran y obtienen así su tarjeta STM, que los habilita a trabajar en las unidades de transporte.

En febrero de 2018, se entregaron las primeras 32 tarjetas a artistas y vendedores. Hasta fines de junio, había registrados 106 vendedores ambulantes y 25 artistas callejeros. Otros 150 realizarán cursos el 6, 9, 10 y 11 de julio.

La normativa. A partir de un proyecto llevado adelante por el Departamento de Movilidad de la Intendencia de Montevideo, se reglamentó el decreto 34.095, de diciembre de 2013, que regula la actividad de vendedores ambulantes y artistas callejeros, para brindar garantías de desarrollo de la actividad económica y artística en el servicio de transporte colectivo capitalino.

El decreto establece que toda persona menor de edad con 16 años cumplidos, que sea jefe de hogar y tenga carné de habilitación de trabajo de acuerdo a las leyes vigentes, así como mayores de 18 años de edad, tienen derecho a realizar actividades artísticas o económicas dentro de las unidades de transporte colectivo, en las condiciones que se establecen en el decreto y en las que reglamente la comuna.

Además, indica que, para el ejercicio de actividad, todos los vendedores ambulantes y artistas urbanos deben contar con tarjeta de transporte expedida oficial que habilite su ingreso para ejercer la actividad en las unidades de transporte capitalino. Tratándose de extranjeros, la Intendencia otorgará tarjeta en carácter transitorio por el período legal de su estadía. Deben aun presentar condiciones de aseo personal e higiene evidentes.

A partir del 1 de agosto de 2018 será obligatorio tener la tarjeta STM y el carné habilitante para ejercer la venta de alimentos en los ómnibus. Quien no cuente con ese permiso, no podrá trabajar en esta modalidad. La habilitación permitirá ejercer la tarea en el horario de 6 a 1 am.

Desde una mirada de inclusión y promoción de derechos, mediante la incorporación a la seguridad social, también se estimula a los vendedores a registrarse como monotributistas, lo que les otorga un número de RUT (Registro Único Tributario), que identifica a las personas y empresas que ejercen algún tipo de actividad económica en Uruguay. Esta identificación posibilita mayor formalización legal y tributaria, con oportunidades de acceso al crédito y otros beneficios.

Vea también

By